Alimentación de los gatos Cuidado del gato

¿Los gatos pueden beber leche de vaca?

01/05/2017
los gatos pueden beber leche

Una de las escenas más habituales en el cine, el teatro, la pintura o cualquier arte escénico es representar al gato lamiendo con ganas un buen cuenco de leche. Esta imagen tan habitual hace que muchas veces se considere que la leche es un alimento adecuado para los gatos pero, ¿esto es así?

No, en general los gatos no deberían tomar leche de vaca, pero existen matices que explicamos a continuación.

La leche en gatitos bebé

El primer matiz es: qué ocurre con los gatos lactantes. Los gatitos pequeños sí beben leche pero no es leche de vaca, sino la leche procedente de su mamá gata. El destete natural se suele dar sobre las 3 semanas de edad y, a partir de entonces, el gato dejaría de consumir leche.los gatitos nebé consumen leche de su mamá

Ahora, ¿qué ocurre con los gatitos huérfanos? De entrada, si nos encontramos una camada de gatitos debemos comprobar que no está la madre cerca, puesto que lo más adecuado es que no separarlos de ella. En caso de no poder tenerlos con su mamá, se les debe dar leche especial para gatitos, nunca leche de vaca. En este artículo de Terapia Felina explican más detalladamente cómo cuidar a un gatito huérfano.

¿Cómo se digiere la leche?

Para conocer cómo afecta la leche de vaca en los gatos es importante tener en cuenta cómo funciona su sistema digestivo.

De igual modo que ocurre con las personas y con otros animales, el sistema digestivo va cambiando a lo largo de la vida del gato, sobre todo para adaptarse a las distintas etapas de ésta.

La lactasa es la enzima encargada de digerir la lactosaPara entender cómo el gato digiere la leche cabe tener en cuenta que en el sistema digestivo intervienen las denominadas enzimas. En concreto, en la digestión de la leche de vaca interviene la enzima lactasa, que juega un papel vital para “romper” la lactosa (presente en la leche) en sus dos azúcares simples: glucosa y galactosa. Este proceso permite que el organismo absorba la leche, ya que solo puede absorber azúcares simples.

Durante la lactancia, los gatitos disponen de una gran cantidad de enzimas de lactasa, pero una vez son destetados, la producción de lactasa va disminuyendo, llegando incluso a desaparecer. De ahí que muchos gatos acaben siendo intolerantes a la lactosa.

Intolerancia vs alergia a la lactosa

La falta de producción de lactasa no es igual en todos los gatos. De hecho, es posible que si el gato ha ido consumiendo leche de manera habitual después del destete, siga produciendo la enzima.

Pero lo más frecuente es que esto no sea así y que el gato adulto no sea capaz de digerir correctamente la lactosa, lo que comúnmente se dice que el gato es alérgico a la leche de vaca. Pero se trata de temas diferentes.

La intolerancia a la lactosa se da con lo comentado anteriormente y tiene afecciones en el sistema digestivo, a diferencia a la alergia a la proteína de la leche de vaca. En ese caso, la alergia involucra al sistema inmunitario, que desarrolla una hipersensibilidad y provoca una reacción alérgica cuando está en contacto con el alergeno (la lactosa).

Si bien la intolerancia a la lactosa es muy frecuente en gatos adultos, la alergia no lo es tanto. Existen varios estudios sobre este tema, como éste publicado en la revista Australian Veterinary Journay.

La gran diferencia entre intolerancia y alergia se observa en los síntomas que provoca cada una de ellas.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Cuando un gato tiene intolerancia a la lactosa y consume leche de vaca, los síntomas están relacionados con la digestión y se suelen dar poco después del consumo de leche:

  • Malestar estomacal
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Gases
  • Hinchazón abdominal

Seguramente uno de los síntomas mencionados más evidente y que ayude mejor a detectar que algo falla es el vómito. En cualquier caso, debemos llevar al gato al veterinario para que estudie qué le ocurre y nos diga cómo proceder. Si el gato ha consumido leche, es conveniente que se lo digamos al veterinario.

Síntomas de la alergia a la lactosa

En este caso, existen síntomas parecidos y síntomas completamente distintos. Cuando el gato consume leche y tiene alergia, este puede sufrir de:

  • Picor y urticaria
  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Disminución de la tensión arterial
  • Diarrea, vómitos, malestar estomacal

En caso de que ocurra algo de lo mencionado es importante acudir inmediatamente al veterinario y comunicarle que el gato ha bebido leche, para que lo tenga en cuenta en su diagnóstico.

¿Cómo dar leche a los gatos?

En caso de que el gato no sea intolerante ni alérgico a la leche, tampoco es estrictamente necesario ofrecerle leche.

Si aún así queremos ofrecerle leche o algún derivado como los yogures, lo primero es saber si la procesa bien y no le causa problemas.Leches y derivados de la leche para gatos

Es decir, la primera vez que le demos leche al gato debemos darle poquita y observar si se produce alguno de los síntomas anteriores.

Si el gato no es intolerante ni alérgico, se le puede ir ofreciendo leche siempre y cuando no sea uno de los alimentos principales de su dieta.

Algunos consejos para ofrecerle leche son:

  • Pequeñas dosis poco frecuentes.
  • Leche sin lactosa o desnatada o semidesnatada. Si bien pueden consumir leche entera, normalmente este tipo de leches les sienta mejor.
  • Leche especial para gatos. Existen leches que ya han estado fabricadas con este fin, y siempre debemos mirar previamente cuál es su composición.
  • Yogures o derivados lácteos. Normalmente llevan menos cantidad de lactosa que la leche. No deben llevar azúcares ni similares, lo mejor es un yogur natural simple. Otra opción es ofrecerle kéfir.

No hay comentarios

Escribe tu comentario (Recuerda: no es un consultorio ni se resolverán dudas veterinarias)