Ayudar a los gatos Cuidado del gato

Qué hacer si se pierde tu gato

04/09/2017
Qué hacer si tu gato se ha perdido | Foto: Pexels

Consejos y pasos a seguir en caso de que se haya perdido tu gato: cómo buscarlo, a quién acudir, cómo hacer el cartel, etc.

Muchas veces nos escribís pidiendo ayuda para encontrar a vuestro gato perdido. Normalmente intentamos responder a todos los mensajes de este tipo pidiendo que nos hagáis llegar un cartel con la foto del gato, descripción y datos de contacto, para poder difundirlo por nuestras redes sociales.

Y en estos mensajes también procuramos dar algunos tips para ayudar a encontrar al gato perdido. En este post intentaremos recopilar los más interesantes.

Es importante que en todo momento actuéis rápido y con cabeza, y que te intentéis poneros un poco en la piel del gato para pensar como él.

Pasos a seguir para buscar al gato perdido

1º) Buscar en casa

Lo primero de todo, y aunque parezca muy obvio, es buscar por dentro de casa. A veces los gatos son especialistas en esconderse perfectamente en cualquier rincón, por lo que habría que descartar esta opción.

En nuestro caso, cuando llamamos a Kato y Conxa y no acuden, usamos unos premios para llamar su atención. De hecho, con tocar el envoltorio de los premios varias veces ya vienen maullando y, si no lo hacen, es que están encerrados en algún cuarto, no falla.

Sigue estos consejos para encontrar a tu gato | Foto: PexelsSi tenéis algún alimento que le guste mucho, podéis probar con ello, o abriendo su latita de comida húmeda, por ejemplo.

2º) Comprobar el exterior más cercano

Si el gato no tiene acceso ninguno al exterior, es posible que se haya podido escapar por alguna puerta abierta o que haya alguna ventana o balcón no protegidos adecuadamente. Aprovechamos para insistir en la importancia de proteger bien estos espacios para evitar accidentes.

En caso de que el gato tenga acceso al exterior de manera habitual, habrá que revisar los sitios en los que normalmente se pone. La búsqueda no tiene que ser muy extensa, sino más bien minuciosa, ya que como hemos dicho son expertos en esconderse en recovecos.

Si el gato no suele tener acceso al exterior, habría que ver si ha caído cerca y/o si se ha escondido en las inmediaciones más cercanas a nuestra casa (el portal, un coche, un árbol, etc.). Un gato que se ha caído no suele salir corriendo, porque suele estar asustado, tal vez herido… Así que lo más probable es que esté cerca.

3º) Ampliar la búsqueda

Si con lo anterior no lo hemos encontrado, entonces sería recomendable empezar una búsqueda más amplia y pedir ayuda para ello.

Para realizarla os aconsejamos que:

  • Si el gato tiene microchip, acudáis al veterinario más cercano y/o lo pongáis en conocimiento de las autoridades y del colegio oficial de veterinarios de la zona. En el momento en que alguien lo encuentre y lo identifique, se pondrán en contacto con vosotros  a través de los datos que distéis a la hora de registrar ese microchip.
  • Aviséis a protectoras, refugios, veterinarios, policía local y toda aquella entidad que pueda ayudar en la búsqueda. Es posible que ellos os puedan dar consejos de cómo encontrarlo, además de que suelen ser los primeros en recibir los avisos de gatos encontrados.
  • Hagáis carteles para pegar por las zonas cercanas, repartir entre vecinos y comercios, etc. Utilizad una foto completa y que se vea bien del gato, una descripción tanto de cómo es físicamente como de su carácter (por ejemplo, si el gato es asustadizo y no se deja coger, es importante que aviséis de ello para que cuando lo vean no intenten agarrarlo). Poned vuestros datos de contacto (podéis poner un par de teléfonos por si alguno no está siempre operativo) y, si lo preferís, haced el típico cartel con flecos al final que permite arrancarlos, para que la gente se lleve el teléfono por si acaso.
  • Ofreced una recompensa al que lo encuentre, obviamente esto es voluntario pero muchas veces es un reclamo para que la gente esté más pendiente y dispuesta a “colaborar”.
  • Haced patrullas de búsqueda, especialmente por las noches. Podéis pedir a vecinos y conocidos que os ayuden a recorrer los sitios cercanos como parques, descampados, etc.

4º) Usar las redes sociales y los medios locales

Además de todo lo anterior, una buena forma de dar a conocer que un gato está perdido es usar los medios locales, poniendo un anuncio en el periódico o la tele local.

Una herramienta muy potente para difundir rápidamente el anuncio es usar las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) así como compartirlo con los contactos de Whatsapp.

Para facilitar que la gente lo comparta haced un anuncio parecido al de los carteles, con la foto y la descripción del gato, los datos de contacto, el lugar en el que se perdió, etc.

Internet y en especial las redes sociales también pueden ser útiles para que consultéis las páginas de protectoras, animalistas, etc. y para que les pidáis colaboración a la hora de difundir vuestro anuncio.

Como hemos dicho al inicio de este post, nosotros solemos publicar este tipo de peticiones y también compartimos las que publican otras páginas.

5º) Mantener la calma y poner su arenero y su comida a disposición

En todo el proceso es importante mantener la calma, ya sabemos que es muy duro y doloroso, pero solo con sentido común podremos dar con nuestro gato.

Mientras la búsqueda permanece activa, podemos ir con premios, comida, etc. para llamar la atención del gato perdido. Otro truco interesante es poner su bandeja de arena en la entrada, su comida, etc. Este tipo de elementos ayudan a que el gato reconozca su olor y le oriente a su casa.

¡Mucha suerte en la búsqueda!

1 comentario

  • Reply Andy Gonzalez 08/09/2017 at 4:45

    Cuando niño yo tuve una gata llamada Pispa, ella era muy cariñosa conmigo, jugaba conmigo, parecía un perro literalmente. Cierto día ella estaba a punto de tener gatitos y como ella era cazadora salió a cazar una noche y nunca volvió, yo nunca supe del paradero de ella, la busque por cielo y tierra en donde frecuentaba ella, la busqué hasta debajo de la tierra y nunca la encontré, esa gata era el amor de mi vida, jamás quise un gato como fue ella. Estuvo conmigo 9 años y todos esos años para mi fueron los más felices.

  • Escribe tu comentario (Recuerda: no es un consultorio ni se resolverán dudas veterinarias)