4 ene
2012

¿Cómo es el cuerpo de un gato? (parte 1 de 3)

Descubre qué partes de la cara son esenciales para que el gato pueda ser un cazador solitario excelente, territorial y que vive parcialmente de noche.

Lukas nos muestra en primer plano cómo son sus ojos, orejas, hocico y bigotes | Foto: www.cosasdegatos.es

Cada una de las partes del cuerpo del gato está pensada para que pueda cumplir con sus características innatas de cazador solitario, animal bastante nocturno y defensor a ultranza de su territorio.

Hoy conoceremos las principales partes de la cabeza de los gatos que le hacen ser así.

Ojos de cazador, nocturnos y con poca distinción de los colores

Los ojos de los gatos están orientados hacia delante, como buen cazador que es.

El ojo del gato está preparado para tener una mejor visión nocturna que la nuestra, principalmente gracias a un “espejo” que refleja los rayos luminosos llamado tapetum lucidum. Esta capa de tejido es la que hace que los gatos parezcan endemoniados cuando se les hace una foto.

Pero para poder disfrutar de las ventajas de la visión gatuna, el ojo felino ha tenido que discriminar otras como la distinción de color. Si bien puede llegar a diferenciar los colores, especialmente el azul y el verde, el gato no tiene una visión nítida de estos.

Los ojos son un elemento muy importante en la comunicación corporal de los gatos.

Orejas de gato: para oírte mejor, para no caerse y para moverlas según cómo se sienta

Los gatos siempre están pendientes del sonido, y desvían las orejas hacia los ruidos que llaman su atención.

Cuando el gato está quieto, percibe mejor el sonido. Por ello a veces se para de golpe cuando oye un ruido raro.

El oído del gato es muy fino, tiene un límite auditivo de 60kHz (el del perro es de 15-35kHz y el del humano de 15-20kHz). Pueden incluso escuchar los oídos de los roedores (que van de 20-50KhZ).

Las orejas también son un elemento importante en la comunicación corporal del gato y en el equilibrio.

La nariz del gato puede estar húmeda y seca, no siempre está mojadita | Fotos: www.cosasdegatos.esEl hocico del gato: su huella digital

La almohadilla del hocico de cada gato es única, es como las huellas digitales para las personas.

El hocico del gato le ayuda a detectar la temperatura y el olor. Muy útil a la hora de comer.

La naricita del gato no siempre debe estar húmeda, muchas veces cuando se acaban de levantar la tienen seca y están en perfecto estado de salud. Si la nariz del gato sufre cambios de temperatura raros y van acompañados de otros síntomas como falta de apetito sí pueden ser un indicador de que algo anda mal.

Bigotes sensibles al tacto y al movimiento del aire

Los bigotes del gato suelen nacer tres veces más hondos que su pelo y tienen cuatro tipos de receptores nerviosos en la base. Cuando el bigote se desvía, el gato puede notar de manera precisa el grado de presión, la dirección, la velocidad y la duración.

Los bigotes de la cara le permiten calcular los espacios por los que puede pasar. Esto resulta especialmente útil para los gatos ciegos.

Y cuando el gato come, el bigote le indica hasta dónde debe inclinar su cabeza sin que se ensucie o se moje la cara.

Los bigotes son pelos sensores que también contribuyen en la comunicación corporal del gato.

2 Comentarios

  • He leído por algún sitio que las orejas del gato le sirve para cazar también cuando no se ve… y recuerdo que en invierno, mis gatos podían atrapar un ratón que andaba bajo la nieve. De hecho, con cualquiera de mis gatos, si estoy jugando con ellos y muevo solo un dedo bajo una manta gorda sin que el gato pueda ver el movimiento (dejando espacio entre mi mano y la manta) el gato mueve las 2 orejas hacia el ruido de mi dedo y salta directamente y con precisión exactamente donde tengo el dedo. Son las mismas orejas o los pelos que tienen dentro que le permite hacer esto?

  • kiero todo de un gatooo!!!

Entonces, ¿qué te parece? Comenta sobre nuestro artículo

Tu correo no será publicado. Los campos necesarios están marcados con *

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en Cosas de Gatos.
Política de cookies