¿Por qué mi gato me muerde?

El gato puede morder por distintas situaciones: por agresión, jugando, cuando no quiere más caricias… e incluso puede dar mordisquitos de amor.

Lenguaje corporal del gato: la cabeza

Girar la cabeza puede significar que el gato no muestra interés o no quiere pelea. Cuando levanta la cabeza mientras lo acaricias, es que está aceptando este saludo.