11 jul
2013

Golpes de calor en gatos: causas, precauciones y remedios

Descubre qué es un golpe de calor, aprende algunos consejos para prevenir los golpes de calor en los gatos e infórmate de cómo actuar en caso de que tu gato sufra uno.
En los días de temperaturas altas (como los que están por venir a este lado del charco) uno de los problemas más comunes es el golpe de calor en mascotas.

Los golpes de calor en los gatos pueden ser mortales¿Qué es un golpe de calor?

Es el nombre común con el que se conoce a la hipertermia, definida por la RAE como “aumento patológico de la temperatura del cuerpo”.

El golpe de calor se da cuando la temperatura corporal aumenta hasta tal punto que el animal puede sufrir daños. Estos daños pueden ser desde lesiones leves hasta, en el peor de los casos, la muerte del gato.

¿Cuándo se produce el golpe de calor?

El golpe de calor suele darse en épocas de mucha temperatura, como el verano. Y se intensifica más con un alto grado de humedad.

Los gatos son más sensibles al calor que nosotros, los humanos. El gato dispone de mecanismos termorreguladores para mantener una temperatura saludable (por ejemplo, con la saliva al lamerse). Pero, al contrario de las personas, los gatos no sudan y es más difícil que soporten cambios fuertes de temperatura.

Cuando hace mucho calor, el gato puede acabar con sus reservas de azúcar y sales minerales; provocando así un colapso interno (golpe de calor). Si éste es fuerte, el gato puede llegar a morir en menos de 15 minutos.

golpe-calor-gato-cocheLa falta de agua, la carencia de sombra y los suelos que retienen calor (como los de cemento) pueden empeorar la situación.

Y si además, el espacio en el que está es reducido o está mal ventilado, el golpe de calor puede ser fácilmente mortal. Por ello es importante que, si hace mucho calor, no dejes al gato ni 5 minutos cerrado en un coche, el trasportín, un balcón cerrado…

Esto también aplica a una situación más común: no dejes tampoco a tu perro solo dentro del coche en verano.

¿Qué gatos son más propensos al golpe de calor?

Aunque se podría decir que todos los gatos pueden sufrir un golpe de calor, ciertas características hacen que aún tenga más posibilidades:

  • La edad es un factor influyente en los golpes de calor: los cachorros y los gatos más mayores son más propensos a sufrirlo.
  • Las enfermedades. Si el gato está débil por alguna enfermedad (insuficiencia cardíaca o respiratoria, estrés, etc.) tendrá más posibilidades de sufrir un golpe de calor.
  • La actividad del gato también puede ser un condicionante, un gato que hace mucho ejercicio aumentará más su temperatura.
  • Los gatos con el morro chato, como el gato persa, tienen también más tendencia a sufrir estos colapsos.
  • El color del gato. Como el negro retiene más el calor, el gato de color negro tiene más propensión a sufrir un golpe de calor.
  • El peso del gato. Esto es especialmente relevante en gatos obesos.

¿Cómo saber si tu gato está sufriendo un golpe de calor?

Los síntomas de los gatos que sufren un golpe de calor suelen ser:

  • El gato presenta una actitud perezosa y sin ganas de moverse (esto es conocido como astenia)
  • La respiración del gato es rápida y/o le cuesta respirar.
  • El gato sufre temblores musculares y/o vómitos.
  • Las mucosas de sus encías cambian de color (normalmente a azul).
  • La piel puede azularse por la falta de oxígeno en la sangre (esto es conocido como cianosis).
  • Pueden aparecer manchas de sangre en la piel (conocidas como petequias).
  • El gato sufre un aumento del ritmo cardíaco.

El gato puede presentar uno o varios síntomas, por lo que conviene actuar al mínimo detalle para evitar que el daño sea irreversible.

¿Cómo actuar frente a un golpe de calor?

Lo óptimo es que llevemos al gato al veterinario, pero como los golpes de calor actúan de manera muy rápida, es posible que no nos dé tiempo.

En ese caso, los pasos a seguir son:

  1. Lleva al gato a un sitio fresco. Para evitar que la temperatura siga subiendo.Consejos y pasos a seguir en caso de golpe de calor en el gato
  2. Aplica frío en las zonas más importantes del gato (cabeza, cuello, ingles y axilas). De este modo se refresca la sangre que va al cerebro, se evitan posibles daños cerebrales y se ayuda a bajar la velocidad de respiración.
  3. Pon al gato bajo un chorro de agua (no muy fría ni con mucha potencia). Humedece su boca con el agua, pero no le obligues a beber.
  4. Retira al gato de debajo del chorro de agua cuando veas que la respiración se ha normalizado.
  5. Mantén siempre el control de temperatura del gato (por ejemplo poniéndolo sobre una toalla húmeda, pero no envuelto).
  6. En caso de que necesitemos acelerar la bajada de la temperatura, podemos ayudar con un ventilador o colocando cubitos de hielo en nariz, axilas y por los laterales del cuello.

Y cuando hayas conseguido estabilizar al gato, llévalo al veterinario para que revise que todo está bien y que el golpe de calor no ha causado secuelas en el minino.

¿Qué NO debes hacer ante un golpe de calor?

Además de lo obvio, como el no provocar más calor en el gato, es importante que:

  • No obligues al gato a beber, es posible que no pueda tragar y podría llegar a ahogarse.
  • No lo cubras con toallas o mantas, porque el calor sube en vez de bajar.
  • No utilices agua helada o potencia fuerte, porque podría ahogarse y podríamos dañar su cerebro.

¿Cómo prevenir la hipertermia?

Para evitar que tengamos que pasar por el mal rato (el gato y nosotros), lo óptimo es seguir estos consejos que ayudan a reducir el riesgo de que el gato sufra un golpe de calor:

  • Pon a disposición del gato agua fresca, de manera regular. Es mejor que sean pocas cantidades de agua fresca, y que las vayamos renovando.
  • No dejes al gato encerrado en espacios pequeños como el coche, una habitación pequeña y mal ventilada, etc.
  • No dejes que el gato haga mucho ejercicio bajo el sol o en momentos de mucho calor.
  • Si el gato tiene acceso al exterior, asegúrate de que tiene lugares en los que protegerse del sol.
  • Es mejor que el gato coma a primera o última hora del día, para evitar digestiones en horas de mucho calor.

5 Comentarios

  • migato es negro y semuerde el pelo cada dia recojo mucho pelo

  • En el caso de un gatito huérfano de una semana de nacido, ¿puede estar a una temperatura ambiente de unos 40°C? ¿en lugar de ponerle una fuente de calor debería ponerle una manta mojada? Lo tengo en casa, pero debo salir y quería llevarlo conmigo para no dejarlo sin comer tanto tiempo, pero voy a estar al aire libre a unos 40°C, no sé si le hará más daño el calor q pasar unas hrs sin comer hasta q yo regrese.

  • Cuidado con las duchas para bajar la temperatura. No debe entrar agua en nariz o boca. Mejor sumergir al gato en agua templada. Un saludo.

  • Nos alegra que te sea útil :) Ningún problema, mientras nos enlaces puedes compartirlo cuando quieras!

  • gracias tus publicaciones me sirven mucho no te molesta que escriba estas mismas cosas en mi pag?

Entonces, ¿qué te parece? Comenta sobre nuestro artículo

Tu correo no será publicado. Los campos necesarios están marcados con *

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en Cosas de Gatos.
Política de cookies