Comportamiento de los gatos Curiosidades de gatos

¿Por qué a los gatos les gustan las cajas?

03/04/2017

Conoce las razones principales por las que los mininos son unos grandes amantes de las cajas. Sirven de escondite, para cazar, dan calor, reducen el estrés y mucho más.

Una de las curiosidades que más nos intrigan a los que vivimos con gatos es su “obsesión” por las cajas. Ya puedes gastarte mucho dinero en una cama, un rascador, un juguete… que el gato se va directo a la caja. ¿Sabes por qué ocurre?

Razones por la que los gatos aman las cajas

Existen varios motivos que hacen que los mininos se vuelvan locos con las cajas, la mayoría se deben a su instinto salvaje innato, ese que hace que incluso los gatos domésticos se comporten como lo harían en libertad.
Entre las razones más relevantes encontramos:

  • Las cajas son perfectas para que el gato se esconda y ataque a su presaLas cajas son un lugar idóneo para esconderse. En la naturaleza el gato tiene que encontrar escondites para no ser atacado por sus depredadores. Y aunque los gatos domésticos no tienen la necesidad de protegerse tanto, el instinto salvaje hace que los mininos continúen buscando espacios en los que se sientan resguardados. Además, el gato pasa mucho tiempo del día durmiendo, con lo que buscará un espacio en el que echarse una siesta tranquila sin pensar en “los peligros” de no estar escondido.
  • Las cajas son espacios perfectos para la observación. De igual modo que los sitios altos pueden ser torres de vigilia improvisadas, las cajas pueden servir para lo mismo. En la naturaleza, el gato también es un animal depredador,por lo que busca espacios en los que pueda ocultarse y observar a su presa. Y el gato doméstico también juega a ello: le gusta ver a sus humanos o compañeros animales desde un lugar en el que se sienta invisible.
  • Las cajas también sirven como espacio desde el que saltar. El gato no solo se esconde para observar de manera discreta, sino que también utiliza este escondite para saltar sobre algún transeúnte despistado. En su estado salvaje, el minino se escondería para observar a la presa y, cuando ésta menos se lo esperase, saltaría sobre ella. Si te fijas, el gato doméstico también juega a cazar así, con los otros gatos, saltando a tus pies, etc.
  • Las cajas provocan a la curiosidad del gato. Esto no solo pasa con las cajas, cualquier cosa que traigas nueva a casa llama la atención de tu minino, que lo olisquea, lo mira, lo toca… Y las cajas tienen ese misterio tan llamativo para los gatos que no se pueden resistir a comprobar qué son, meter la cabecita para ver qué esconden, etc.
  • Las cajas son de un material irresistible. El cartón es ideal para rascar y morder, y un espacio perfecto para dejar el marcaje habitual del gato con sus glándulas olfativas. El gato también deja marcas visuales y tiene la necesidad de estirar su cuerpo y músculos y afilar las uñas, con lo que el cartón de la caja es perfecto para hacerlo.
  • Las cajas son cálidas y eso encanta a los gatosLas cajas son cálidas. Los gatos siempre buscan el único rayo de sol que hay en casa para estar en el sitio más calentito. Y la caja es un lugar perfecto para encontrar ese agradable calorcito que tanto encanta a los mininos. El cartón es un material que retiene muy bien la temperatura caliente y, si encima la caja es pequeña y el gato puede convertirse en una bola de pelo acurrucada, mejor que mejor.
  • Las cajas reducen el estrés. En 2014, un estudio realizado por el Departamento de Ciencias Clínicas de Animales de Compañía de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) dio a conocer una nueva razón por la cual los gatos eran tan amigos de las cajas: éstas reducen el estrés. El estudio se puso en práctica en un refugio holandés para animales, en el que a unos gatos les proporcionaron cajas y a otros no. Mediante el indicador llamado Cat Stress Score (de Kessler y Turner) pudieron comprobar que los gatos que habían contando con cajas sufrían mucho menos estrés que los que no las tenían.

El estrés disminuye la respuesta de los sistemas inmunológicos de los gatos, por lo que reducirlo es un gran avance. Así que es interesante que los gatos dispongan de cajas en su hogar, especialmente en situaciones como: cuando el gato viene por primera vez a casa, cuando hay que presentar a varios gatos, después de la visita al veterinario o en gatos que son tímidos o temerosos.

Y si quieres divertirte un poco con este tema, conoce al gato Maru, que se ha hecho famoso en internet por sus hazañas a la hora de meterse en cualquier caja, por pequeña que sea.

No hay comentarios

Escribe tu comentario (Recuerda: no es un consultorio ni se resolverán dudas veterinarias)