Cuidado del gato Enfermedades y salud

¿Cuánta agua bebe un gato?

18/04/2017
Cuanto necesita beber un gato

Se dice que los gatos domésticos son poco bebedores de agua y que deberíamos animarles a beber más. Pero, ¿cuánto necesita beber un gato? ¿Sabes si tu gato bebe suficiente agua? Las respuestas a estas y otras dudas en este artículo.

Los gatos domésticos beben poco agua

Muchos expertos comentan que la ingesta de agua de los gatos domésticos suele ser más bien pobre, y existen dos razones principales por las que parece que esto puede ser así:

  • Como hemos repetido en varias ocasiones, por muy doméstico que sea el gato, conserva muchas costumbres y formas de hacer de su origen natural. Uno de ellos es que gran parte de la ingesta de líquido que un gato asilvestrado hace proviene de de sus presas (sangres, fluidos, agua, etc.).
  • Otra de las razones es que el origen de los gatos se encuentra en zonas desérticas, por lo que su metabolismo se adaptaba a ingerir una escasa cantidad de agua y a concentrar la orina para perder el mínimo de líquido posible. Esto que pudiera resultar útil en aquellas circunstancias, actualmente no sería lo más conveniente para un gato doméstico.

En cualquier caso, lo importante para determinar si un gato bebe mucha o poca agua es saber cuánta debería estar bebiendo.

El recipiente que no sea de plástico¿Qué cantidad de agua que debe beber un gato?

La respuesta a cuánta agua debería beber es compleja. ya que el consumo de agua depende de una gran variedad de factores: tamaño del gato, época del año y clima, alimentación del minino, hábitos, edad, etc.

Con la intención de dar unas cifras más exactas a la cantidad necesaria, varios expertos han ido publicando fórmulas que relacionan factores como cantidad de mililitros de agua en relación a kilogramos que pesa un gato.

Normalmente el margen que se da es que consuma al día unos 50-100 mililitros de agua por kilo de peso del gato. Para entendernos, esto sería más o menos la mitad de una taza de café. Por ejemplo, un gato que pese 5 kilos sería entre 250 – 500 ml, por lo que estaríamos hablando de un par de vasos de agua.

Pero el consumo de líquido no se da solamente por el agua que bebe, ya que una parte importante proviene de su alimentación.

Teniendo en cuenta que la comida seca o pienso se compone de un 5-10% de agua, y la comida húmeda o de latitas de entre el 60-80% de agua, no será lo mismo la cantidad de agua que necesita un gato que su dieta es totalmente seca que el que habitualmente consume latitas.

En este artículo, la veterinaria Jennifer Coates intentó calcular qué necesitaría un gato de unas 10 libras (4,5 kg aprox), llegando a la conclusión de que el consumo que necesitaba era de unos 75 ml de agua al día (más allá de la que le proporcionaba el alimento). Pero todo son hipótesis, porque ni todos los gatos comen lo mismo, ni tienen las mismas costumbres, ni viven en el mismo tipo de clima, ni tienen exactamente las mismas necesidades.

Muchos gatos prefieren beber agua del grifo¿Cómo saber si tu gato está bebiendo suficiente?

Como el cálculo exacto de agua a consumir es complicado, y a menudo tampoco se puede controlar que un solo gato beba todo el agua (por ejemplo cuando varios gatos conviven juntos), algunas de las pistas que te ayudarán para saber si tu gato está consumiendo el agua necesaria son:

  • Actividad y comportamiento normal y saludable. Cuando de repente el gato tiene un comportamiento apático, como adormecido y en estado de letargo, puede significar que está teniendo un problema de salud. No siempre esto ocurrirá por la falta de agua, por lo que el veterinario valorará cuál es el motivo, pero es bueno saber que la falta de agua puede provocar esta situación.
  • Flexibilidad de la piel. Un truco bastante interesante es tirar suavemente de la piel de la nuca del gato. Si el minino está bien hidratado, la piel volverá a su estado normal sin problemas. De lo contrario, habría que valorar la falta de hidratación.
  • Circulación de la sangre. Otro truco es presionar la encía superior del gato con el dedo. Si al retirar el dedo se observa una marca blanca se debe cronometrar cuánto tiempo tarda en volver al color rosado. En principio en un gato bien hidratado no debería superar los 2 segundos.
  • Pelo brillante y sano. Un pelo en mal estado suele ser indicador de que algo falla en la salud del gato, y la deshidratación puede ser uno de los motivos.
  • Frecuencia al orinar. Observar que hace pipí de forma normal, unas 2-3 veces al día.

Otros síntomas que presenta un gato deshidratado son el hundimiento de los ojos, un aumento de la frecuencia cardíaca y estreñimiento. En cualquier caso, ve rápidamente a tu veterinario de confianza para valorar la gravedad del asunto y que pongáis solución a tiempo.

¿Qué hacer para que el gato esté hidratado?

No podemos ni debemos obligar al gato a que consuma agua, lo óptimo es que le demos las herramientas necesarias para que el minino consuma el líquido que necesita. Esto es:

  • Agua fresa, limpia y en cantidad. Los mininos suelen preferir agua fresca y rechazan espacios que estén más sucios, por lo que será conveniente cambiar el agua y limpiar el bol de manera frecuente. También es interesante que haya suficiente cantidad de agua, de hecho, sobre todo en épocas calurosas, es conveniente que dispongan de varios recipientes con agua. Y una forma de mantenerla fresca en verano es incluyendo algún cubito de agua (hay gatos además que juegan con ello y disfrutan al beber agua así).
  • Agua en movimiento. Muchos mininos prefieren el agua que va chorreando que no agua estancada, se dice que esto ocurre porque en su estado natural si consume agua estancada tiene más posibilidad de enfermar, y también por el carácter juguetón del minino. Una forma de ofrecerle agua en movimiento es con una buena fuente para gatos. Otros gatos prefieren beber directamente del grifo a chorro.
  • Recipiente que no sea de plástico. Este material no suele ser del agrado de los mininos, ya que ni mantiene el agua a una temperatura fresca ni es agradable para el sabor. Es mejor que el bol de agua sea de acero inoxidable, aluminio o porcelana.
  • Alimentación húmeda. Normalmente los gatos domésticos se alimentan con pienso, cuya cantidad de agua es más bien baja, por lo que es conveniente ofrecerle alimento húmedo de lata de manera frecuente. Pronto hablaremos en otro artículo de cómo combinar pienso y latas.

Fuente de agua en movimiento para gatosY evidentemente siempre observar qué hace el gato y cómo se comporta. Si por ejemplo busca agua en otros espacios de la casa, puede ser señal de que si agua no es de su agrado o no tiene suficiente.

Hay situaciones que pueden conllevar en una deshidratación, por ejemplo si el gato ha tenido vómitos o diarreas, o ha sufrido un golpe de calor. O que se dé más frecuentemente en gatos que son mayores o tienen problemas de salud. En esos casos aún hay que ser más cuidadoso.

¿Qué ocurre si el gato no está bien hidratado?

El gato está formado de aproximadamente un 80% de agua, por lo que es de vital importancia para su salud.

Un gato que no consume suficientemente líquido puede padecer diversas patologías que lo lleven hasta la muerte.

Un problema frecuente en gatos que no consumen suficiente líquido es la cristalización de la orina, que se traduce en dolor e infección del tracto urinario.

El agua también es necesaria para ayudar a los riñones a eliminar las toxinas de la sangre. Así que el riñón puede ser uno de los grandes afectados por el bajo consumo de líquido de los mininos. Los riñones de un gato joven sin problemas de salud tienen más capacidad de concentrar muchos residuos en pequeñas cantidades de orina, pero un sobreesfuerzo en este aspecto acaba en problemas de riñón para el minino, incluso hasta desencadenar en una enfermedad renal crónica. Teniendo en cuenta que este tipo de patologías es de las más comunes en gatos y la principal causa de fallecimiento en gatos adultos, es importante evitar llegar a este punto.

La falta de consumo suficiente de agua también afecta a tejidos y órganos, puesto que para que estén saludables tienen que estar hidratados.

Así que es más que evidente que el consumo de agua es muy importante y que, ante cualquier señal de alerta, hay que acudir al veterinario.

No hay comentarios

Escribe tu comentario (Recuerda: no es un consultorio ni se resolverán dudas veterinarias)